Mi crónica de la 2a Cursa del Port de Barcelona

Correr a las 23:45h? Si se puede, pero en mi caso no es habitual. Ayer se celebró la «2a cursa del Port de Barcelona», carrera que discurría por la zona de desembarco del puerto.
Esto junto a la hora en que se celebraba, 23:45h, el empezar el sábado y acabar el domingo le daba un aire diferente.
En mi caso me ha costado correr a esas horas, ya que normalmente salgo a correr por la mañana o por la tarde. Pero era lo que tocaba.
Salida desde el cajón rojo, asignado a los corredores con marca por debajo de los 40 minutos. Y a las 23:45h salida y a correr!
Las piernas algo dormidas, costando aguantar el ritmo rápido de la gente de cabeza. Recorrido plano, con largas rectas que parecían no tener fin, y escasa visibilidad en algunos tramos. He dicho plano, pero había una excepción, el puente que unía dos partes del puerto. Subida dura, donde ase debía acortar el paso.
Costaba mantener el ritmo por debajo de los 4 min/km, por lo que intente mantener uno algo más cómodo. Para ello estuve corriendo junto a otros participantes, que en cierta manera me ayudaban a seguir el ritmo.
Llegado al último kilómetro, tocaba aguantar y ver el arco de meta a lo lejos, con el cronómetro iluminado. «Venga que ya queda poco y podrás irte a dormir!», esto fue una de las cosas que me dije jajaja.
Último par de curvas apretando para pasar a tres corredores que tenía por delante, y meta.
Ya estaba, se acabo por hoy. Bueno acabe el ejercicio del sábado y empece el del domingo 😛
Una vez más baje de los 40 minutos en los 10 km, parando el crono en los 39’52», a una media de 3:59 min/km.


por @milem_tw

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificado de

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies