miércoles, 17 de junio de 2015

Crónica 3ªCursa del Port de Barcelona


Sábado por la noche, llega la hora de la tercera  edición de está carrera, son pasadas las once y todo parece listo para el inicio, carpa de avituallamiento montada, vemos como los voluntarios cortando las piezas de fruta, y están preparando todo para una vez termine la carrera, el escenario montando, la linea de salida preparada, tan solo debemos esperar la hora (23:45) para iniciar una carrera que comenzamos un sábado y que terminamos un domingo.




Se acerca el momento, me sitúo en el cajón y arrancamos, corriendo hacia la rambla/paseo que hay justo delante del edificio de World Trade Center, de allí corremos ya hacia el puerto, pasando por el portal de entrada que así lo indica, el grupo se estira, y cada uno va situandose en su ritmo cómodo tras una salida fuerte.


En mi caso me hace ser prudente, era la primera participación en esta carrera, el año pasado fue @milem_tw quien os contaba su experiencia en ella. Otro tema era el desgaste, el día anterior había participado en la Cursa Bombers, y aunque no me sentía mal, no creo que estuviera del todo recuperado, y también debía pensar en la carrera que disputaría al acabar esta, con tan solo 9 horas de diferencia.

Llegamos al paso del puente, los picos en el perfil de altimetría, la primera vez se pasa bien, disfrutando incluso de las vistas de la ciudad desde allí, después una bajada larga y agradecida que nos lleva cerca del kilmetro cinco. El gran atractivo de la carrera es sin duda el lugar donde se corre, pero la imagen de la ciudad de noche, de ver la montaña de Montjuïc desde ese punto de vista, y si le sumas que en el punto de carrera donde nos situamos ver un barco zarpar y escuchar a sus pasajeros animar era ya…


Tras una subida corta pero intensa, llegamos al tramo del rompeolas, ya me habían comentado que era la zona más oscura, incluso en el vídeo lo podeís ver con esos focos a pie de suelo, pero el tema es que es un tramo de adoquines un tanto peculiares, y costaba correr por ellos, pero el principal problema es que no había nadie de organización por allí, ¿y si a alguien le sucedía algo por allí?, ya sea golpe de calor o algo, tendríamos que ser los mismos corredores en asistirlo, por suerte no sucedió nada, pero deberían tenerlo en cuenta para la próxima edición.


Volvemos a cruzar el puente, y lo que antes era una baja larga y agradecida, ahora era una subida larga y agónica, la motivación es que se terminaba ya la carrera. Estábamos apenas a  un kilómetro, ya bajando cuando me rebasa un grupo que acompaña a una liebre, y aunque intento quedarme pegado a ellos, mis fuerzas ya no me acomapañan, así que me toco ir por detrás y terminar esta segunda carrera en el mismo fin de semana.

Llegada  a meta,  allí nos entregan bebida fresquita, agua, y fruta, así da gusto llegar a meta, cosa que siempre se agradece, ya que el calor nos ha machacado, es imposible no empapar la camiseta estos días, ya puede ser de día o noche que el resultado es el mismo.

En mi opinión ha sido una carrera buena, la verdad me voy contento de haber participado en ella, y espero estar en la edición del próximo año, si queréis ver como es la carrera os dejamos el enlace del vídeo que grabamos de ella.

Crónica por @windwaka_spa