miércoles, 15 de abril de 2015

El Éxito de la Cursa El Corte Inglés


La Cursa de El Corte Inglés que se celebro el pasado domingo 12 de abril ya podemos decir que ha batido todos los récords, situándose como la carrera popular más numerosa del mundo por delante de los 80.346 corredores que habían disputado Sun Herald City de Sidney, disputada el 10 de agosto de 2014.

Una cifra de 81.014 corredores, un sprint final en las inscripciones en la última semana ha hecho que esto sea posible.




A pesar de ser todo un éxito, la medida del dorsal chip que ha intentado evitar los problema que siempre hay a la hora de tomar la salida, decimos evitar porque si estuvisteis presentes en la carrera sabréis que no se pudo hacer como los organizadores hubieran deseado. La iniciativa era correcta, era un acierto, y una apuesta por parte de los organizadores el poner este sistema, más si valoramos que es una carrera gratuita. Pero hacer que tanta gente respete sus cajones y su tiempo de salida es imposible, por ello nada más arrancar la carrera por el centro de Passeig de Gràcia vimos una carrera paralela por la acera en la que se unieron por la izquierda a los corredores con chip en la calle Aragón. Lo que provoca que se cueste avanzar.

Algo mi significativo como decíamos en la entrada que analizábamos la carrera, ya que tán solo 5.066 inscritos en el carrera eran corredores de la Challenge BCN 10K, lo cual dice que es la cuarta carrera en número de participación lo que llevamos de temporada.

Una de nuestras sugerencias es que este año los puntos kilométricos estaban situadoS en lugares avanzados a los del recorrido; si se pusiera en duda que eso depende del trazado que cada uno hace y de lo fino que va su reloj gps, podríamos poner el ejemplo del arco de 10km, el cuál estaba situado 200 metros por delante de la alfombra de championchip.
Y otro asunto es el final de la prueba, el tiempo final es la media de los registros que toman las dos alfombras que hay al final, pero el problema es que mucha gente se quedo parada en la segunda, no dejando acceder al resto, una pérdida de segundos en el tiempo final.

Són detalles de una gran carrera, la cual hay que tomarse de diferente forma, es una clásica, y aunque parece increíble sigue creciendo, algo muy positivo. Ahora toca plantearse como será la edición número 38ª, seguro que el récord lo mantendrá Barcelona.